HIMNO DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA

Colegio Cervelló,
Santa María Cervelló
eres grandeza, eres amor,
eres Chimbote. (bis)

Tu juventud es corazón, corazón
y con temple de acero
que lleva a Cristo
por compañero. (bis)

Tu radiante luz,
siempre nos guiará
por sendas del azul del cielo.
Y con fe y acción,
habremos de luchar
en busca de un mundo nuevo.

Guiada por su amor
a Nuestra Madre de la Merced,
Santa María Cervelló, fue la primera.
Mujer, que con gran fe,
con humildad y sencillez,
se consagró fiel Mercedaria Misionera.

Por eso hoy su nombre veneramos
y con alegría,
su ejemplo imitamos. (bis)
Colegio Cervelló,
Santa María Cervelló
eres grandeza, eres amor,
eres Chimbote. (bis)

Tu juventud es corazón, corazón
y con temple de acero
que lleva a Cristo
por compañero. (bis)

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN
A NUESTRA MADRE DE LA MERCED

Bendíceme Madre,
ruega por mí sin cesar,
aleja de mí, hoy y siempre el pecado.
Si tropiezo, tiende tu mano hacia mí,
si cien veces caigo, cien veces
levántame.
Si yo te olvido, tú no te olvides de mí.
Si me dejas Madre, ¿Qué será de mí?.
En los peligros del mundo, asísteme,
quiero vivir y morir bajo tu manto
quiero que mi vida, te haga sonreír,
Mírame con compasión, no me dejes,
madre mía.
Al fin sal, a recibirme
y llévame junto a Tí.
Tu bendición me acompañe,
hoy y siempre,
Amén.