NUESTROS VALORES

AMOR

Es un derecho de la persona por su dignidad humana y a la vez es la capadidad de actua o no actuar según su criterio y voluntad.
La persona que es libre no se encuentra prisionera, ni coaccionada o sometida a otra.
La vivencia de la Libertad, en nuestro estilo educativo, permite decidir y optar por un mundo más justo y fraterno, desde el respeto mutuo que promueve el diálogo, la apertura y tolerancia en el compartir las ideas, la critica constructiva y la autocrítica, teniendo como modelo en nuestras acciones cotidianas a Cristo Redentor y a Lutgarda para testimoniar el amor liberador.
 
 

LIBERTAD

Es un derecho de la persona por su dignidad humana y a la vez es la capadidad de actua o no actuar según su criterio y voluntad.
La persona que es libre no se encuentra prisionera, ni coaccionada o sometida a otra.
La vivencia de la Libertad, en nuestro estilo educativo, permite decidir y optar por un mundo más justo y fraterno, desde el respeto mutuo que promueve el diálogo, la apertura y tolerancia en el compartir las ideas, la critica constructiva y la autocrítica, teniendo como modelo en nuestras acciones cotidianas a Cristo Redentor y a Lutgarda para testimoniar el amor liberador.
 
 

SOLIDARIDAD

Reconocemos la solidaridad como un acto de encuentro con la persona de Jesús que nos hace humanos unos de otros e hijos de un mismo Padre.
Formamos en el valor de la solidaridad aprendiendo a compartir y sentir las preocupaciones y sufrimientos de los hombres y mujeres sobretodo de los más necesitados, con actitud generosa, fraterna y activa, coherente con los valores del Evangelio.
 
 

RESPONSABILIDAD

Es un valor individual, una cualudad para crecer. Es hacerse cargo de las acciones de los procesos y de las consecuencias de nuestros actos. Como mercedarios no solo buscamos el propio bien sono tambien el de los demás. Gracias a la responsabilidad podemos convivir de manera armónica, pacífica y equitativa porque nos ayuda a tomar conciencia de nuestras decisiones autónomas y honestas, así como del compromiso por lograr nuestras metas y objetivos personales e institucionales.
 
 

JUSTICIA

Es el derecho que poseen los hombres y mujeres, como hijos de Dios y miembros de la comunidad humana, a la dignidad e igualdad. El valor de la Justicia, regula la conducta social de la persona, dispone a la equidad como parte del respeto a los derechos de cada uno, así como el fomento de la armonía en las relaciones humanas y el bien común de los integrantes de las Instituciones Educativas. La vivencia de este valor en la familia mercedaria nos ayudará a ser agentes transformadores de la sociedad, críticos y comprometidos con un mundo más justo y solidario.
 
 

VERDAD

Es un valor ético. Permite orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas en coherencia con el magisterio de la Iglesia e iluminados por la Verdad plena que es Jesucristo Redentor, “… y conocerá nla verdadd y la verdad los hará libres” Jn. 8, 32. La verdad o veracidad implica mostrarse auténticos y transparentes en los propios actos y en decir la verdad sin duplicidad, simulación ni hipocresía. Está vinculada a la honradez, la honestidad y la discreción o que somo y tenemos con los excluidos de hoy.

Imprimir